Tips para trabajar desde casa

August 3, 2018

Si bien trabajar desde casa podría ser el sueño de cualquiera de nosotros, también se podría convertir en una auténtica pesadilla si no sabemos gestionar bien el tiempo y las tareas en una de estas jornadas desde nuestra residencia. 

Es muy cómoda la idea de no tener que salir de casa, ni coger el metro, o aguantar los atascos a primera hora de la mañana, pero la realidad es que quedarnos en casa para trabajar supone además de comodidad, todo un abanico de distracciones, que pueden traducirse en tareas a medias, trabajo acumulado, pérdida de tiempo y al final, cansancio físico y mental que solo nos lleva hacia el estrés.

 

Como sabemos que todos podemos pecar, que el teletrabajo cada vez está más d moda y queremos ayudarte a que aumentes tu productividad en tus horas de trabajo y que no caigas en una espiral de descuidar tus actividades laborales y personales, hemos recopilado una lista de hábitos que te serán de gran utilidad si los pones en práctica desde ya.

 

Bienvenido a tu nueva oficina

Escoge un lugar de tu casa y establece ahí tu nueva oficina. Es necesario crear un entorno que nos facilite concentrarnos cuando nos encontremos ahí, y que no frecuentemos cuando estamos en nuestro tiempo libre. 

Una habitación de invitados, una biblioteca... sería perfecto, ya que nos permite estar aislados mientras trabajamos y cuando terminemos, cerrar la puerta y estar ajenos a ese mismo espacio. Aunque desafortunadamente, no todo el mundo cuenta con casas con diferentes estancias. Si en tu caso, tienes un loft en el que la cocina toca la habitación, no te preocupes: busca un rincón, quizás al lado de una ventana, donde puedas poner un pequeño escritorio y establecer ahí tu oficinita a estrenar.

 

Crea la atmósfera perfecta

Lleva tus libretas, ordenador, cargadores, teclado... a tu nueva homeoffice. Todo lo que vayas a necesitar tener a mano durante tu jornada y añade un portalápices, un organizador de escritorio, calendario, y cualquier elemento que profesionalice estéticamente nuestro puesto de trabajo.

 

Siéntete cómodx

Si tienes la oportunidad, hazte con una silla de escritorio o un cojín que te haga más llevaderas las horas frente a la pantalla. El asiento es fundamental para nuestro bienestar, nuestra concentración y nuestra espalda. También te aconsejamos que tengas una botellita de agua para hidratarte mientras cumplas tus funciones y no olvides tener tus gafas cerca. Cuanto más a gusto nos encontremos, más tiempo invertiremos en hacer nuestro trabajo en lugar de pensar en lo incómodos que nos sentimos, y por tanto, aumentaremos nuestra productividad.

 

Horario

Establece un horario laboral y respétalo. Es esencial crear una rutina para no excedernos ni escasear.

 

Ponte tu mejor outfit

No vale levantarse de la cama, coger un café e ir en pijama, albornoz y con legañas hacia nuestro ordenador. Si decidimos trabajar desde casa, deberemos madrugar (o no, según nuestro horario), asearnos y vestirnos como si fuéramos a una oficina externa. Todo lo necesario para que nuestro cerebro asocie nuestro aspecto con el aspecto que se debe tener en un entorno de trabajo, y nuestra imagen más casual con momentos de relajación y despreocupación.

 

Organízate

No subestimes el poder de las listas, las agendas y las libretas en blanco. Marcar cada día unos objetivos para llevar a cabo, será clave en nuestra lucha contra la pérdida de tiempo y distracciones.

 

Nada de televisión

Aunque estés en casa, aunque te interese la actualidad, evita tener la televisión encendida. Si quieres saber qué está pasando en el mundo hazle un repaso a la prensa online a primera hora o espera a tus descansos para ver los informativos. La televisión distrae, incluso estando de espaldas a ella

 

Hazte con un teléfono fijo

Siguiendo con las distracciones, el móvil no es menos peligroso que la televisión. Obvialo durante tu jornada. Si necesitas estar en contacto con tus compañeros o clientes, facilítales el número de tu teléfono fijo y ten a mano tu inalámbrico.

 

Haz breaks

Si en tu antigua oficina sacabas diez o quince minutos para el café de media mañana con tus compañerxs, haz lo mismo en tu casa. Tómate diez minutos para revisar tus mensajes, tomarte una infusión, hacer llamadas personales... y vuelve con las pilas un poco más cargadas cuando haya pasado el tiempo. Sé estrictx con eso.

 

Sal a la calle

Esto es muy importante. En uno de tus descansos o cuando termines, oblígate a salir a la calle a pasear, hacer recados o un poco de deporte. Si no haces esto, terminarás agobiándote dentro de casa y acabarás a disgusto en tu nuevo puesto de trabajo. 

 

Cierra el ordenador y desconecta

Ya que trabajas en el entorno más personal, no dejes de lado tu vida personal. Es decir, cumple tu horario y cuando termines, desconecta por completo de tus tareas. Queda con amigos o quédate en casa, pero no alargues demasiado tu jornada laboral solo porque estés demasiado cerca de tu puesto de trabajo.

 

Esperemos que sean de gran ayuda, el equipo A-Coolture ha trabajado mucho desde casa, se ha despistado mucho y ha desarrollado estas técnicas ninjas infalibles para que su productividad, y la tuya crezca exponencialmente.

 

 

 

 

Please reload

FOLLOW US

Instagram

Facebook

Twitter

© A-Coolture. All rights reserved.