A ti, que estás emprendiendo. Esto es lo que debes plantearte antes de empezar a promocionar tu negocio

May 23, 2018

Hay una famosa ponencia de Steve Jobs que todos aquellos que hagan marketing, que vayan a hacerlo o que necesiten ideas y no sepan por donde empezar, deberían ver. Es una breve disertación antes de presentar la campaña publicitaria de Apple de "Think Different" ("Piensa Diferente") en 1997, y que recoge unas pautas que sirven de guía para cualquiera que tenga que promocionar un negocio, idea o producto; ya sea un equipo de marketing por encargo o un propio emprendedor. Los marketinianos ya tienen sus propias técnicas, aunque nunca está de más leer un post motivacional, pero sobretodo, esto va para vosotros, emprendedores

Ya pensaréis más adelante si queréis contratar a alguien -en ese caso, sin duda llamad a A-Coolture-, pero mientras tanto, sería conveniente reflexionar sobre varios puntos que hemos recogido para ti.

Lo primero en lo que debes pensar en qué es el marketing, pero no como definición, si no como pasión. ¿Qué debe transmitir, qué busca? El marketing, tu marketing, el que va a catapultar tu negocio, debe simbolizar los valores de tu empresa. Así que, en primer lugar siéntate a pensar en cuáles son los valores de tu empresa.

Cada individuo tiene una personalidad, y es muy difícil, por mucho que nos esforcemos, que la cambiemos, pero en tu negocio tú defines cómo quieres que te vean, tú eres el encargado de crear la personalidad de tu empresa. Reflexiona bien sobre esto, porque es el inicio de todo lo que vendrá después. La decoración, la música que suena, el uniforme de los trabajadores, el producto en sí... ¿qué te dice todo esto?, ¿cuál es el espíritu, la identidad de todo lo que estás construyendo? 

Como hemos dicho, esta parte es fundamental en el proceso de promoción de tu producto, pero a parte de prestarle mucha atención, disfrútalo. Este paso te hará conectar con cada detalle de tu proyecto.

 

En segundo lugar, hay que aceptar el hecho de que debe haber una inversión inicial, puede ser mínima, pero necesitaremos una inversión: tarjetas, flyers, carteles, un community manager, los propios Google AdWords... Sí es posible hacerse muy popular sin inversión alguna, pero con inversión, las probabilidades aumentan exponencialmente y la velocidad también. 

Cuando decides cuál es el capital que vas a invertir en marketing y promoción, empieza a hacer lo que creas conveniente, pero hazlo con mucho mimo y sobretodo, con paciencia. Los resultados llegan, pero toman su tiempo. Ve construyendo tus promos, tus ofertas, tus ideas con calma y el éxito llegará. Además, cuanta más paciencia tengas, más relajado estarás y tomarás mejores decisiones, y esto solo es el preludio de mejores ideas todavía. El ingenio vive en el sosiego, no lo olvides.

 

Otro consejo que queremos darte, emprendedor, es que no te empeñes en basar tu marketing en la comparación ni te excedas en explicar qué haces. Esto es esencial. Simplemente piensa en esa identidad que anteriormente has creado y haz algo para ellos. Quién es tu marca, qué representa y dónde debéis encajar vuestro producto.

Steve Jobs nos da un ejemplo de una de las marcas con mejor publicidad desde siempre: Nike. Vamos a utilizar el mismo y lo actualizaremos a lo que hoy estamos viviendo: en sus campañas, Nike nunca nos ha explicado cómo son sus zapatillas de deporte, ni sus productos, no nos ha dicho por qué son mejores sus materiales que los de la competencia..., desde el principio han mostrado a deportistas. En sus principios eran atletas, deportistas de élite; ahora, sin embargo, podemos ver campañas como "Just do it" ("simplemente hazlo") buscando su hueco entre la gente atrevida, la que quiere probar algo. Una frase que utilizaban en esta campaña era: "Yesyerday you said tomorrow" ("ayer dijiste mañana"), claramente una declaración de intenciones intentando captar a nuevos runners, gente que empieza en el gimnasio... ¡y lo consiguieron! Más adelante, cuando quisieron popularizar su línea de ropa de calle, crearon la campaña "If something is burning you up, burn it by running" ("si algo te quema, quémalo corriendo"), sin duda una obra maestra por cómo entrelazaron todo. Para empezar, podíamos ver en un anuncio dos imágenes: en la primera veíamos a gente quejándose de su compañero de piso, de vivir con sus padres o de su puesto laboral, llevando la línea de ropa de calle de Nike; en la segunda, la misma persona quemando esa situación que "le quemaba" corriendo. Perfecto para decirle a la gente: yo soy como tú, tengo los mismos problemas que tú y llevo Nike en mi día a día, pero es que además me deshago de estos problemas saliendo a correr, por lo que deberías comprarte también ropa deportiva Nike. ¡Absolutamente ingenioso!

Así que sigue el ejemplo de Nike, todos deberíamos seguirlo, ¿en qué crees? ve más allá de el hecho de que tienes una cafetería y crees en el buen café. Piensa si quieres que tu café lo tome el estudiante que revisa sus apuntes, el ejecutivo que va de camino al trabajo, el periodista que escribe sus artículos con un té al lado, las señoras que se juntan para jugar a las cartas, o los enamorados en sus primeras citas. Todo el mundo es bienvenido, sí, ¿pero a quién quieres imaginarte? 

 

Y por último, cuando tengas todo claro, cuando estés convencido del enfoque que le vas a dar, empieza a crear algo. Haz una lista de personas que crees que van con lo que tienes en tu cabeza, que comparten los valores de tu negocio, da igual si les conoces o no, si están vivos o ya fallecieron, ponlos en la lista, y después asegúrate de que con el marketing que has creado, si ellos fueran a, por ejemplo, una cafetería, sería sin duda la tuya.

Please reload

FOLLOW US

Instagram

Facebook

Twitter

© A-Coolture. All rights reserved.