El verdadero papel de las Redes Sociales en una estrategia de Marketing

May 8, 2018

Cada vez estamos viendo que tanto profesionales del marketing como emprendedores que buscan vender o captar clientes en su empresa, están cometiendo repetida y masivamente el error de centrar sus estrategias o, de hecho, limitar sus estrategias de marketing a las redes sociales

En este artículo vamos a compartir unas pautas para poder guiarte y explicarte cuál es el verdadero grado de importancia que tiene el mundo del social media, para que no te confundas y no pierdas tu tiempo en tratar de atraer a unos clientes que nunca llegarán.

Para empezar fuerte, diremos que los seguidores que tenemos en nuestros diferentes perfiles no son relevantes, quitémonos de la cabeza que hay que centrar las estrategias en conseguir seguidores a toda costa. Efectivamente, hay que hacerlo, pero con otro enfoque completamente diferente: en lugar de focalizarnos en dar likes masivos y en comentar a todo el mundo, deberemos concentrarnos en la creación de un contenido de calidad, para luego sí tener seguidores.

El hecho de que estemos equivocados con los seguidores es un comportamiento, además de generalizado, muy natural. Y es que vemos que aquellos que tienen seguidores, tienen éxito. Por esto en nuestra lógica hemos establecido la fórmula de < Followers = Éxito >, que como podemos observar es una ecuación de lo más sencilla, y que si analizamos, nos damos cuenta de que estamos dejando en manos de nuestros seguidores nuestro éxito, algo que es realmente un disparate, puesto que a base de likear, comentar y seguir a otros usuarios, ciértamente obtendremos un buen feed back en cuanto a perfiles que nos siguen, pero es imposible que si nuestro trabajo más allá del feed no es bueno, consigamos éxito.

 

Parece un poco complejo, pero únicamente debemos tirar de nuestro sentido común. De momento, todo tiene sentido y está cobrando forma para darnos la opción de ir un poco más allá, así que sigamos.

 

Para continuar, la prueba más clara de que este patrón es erróneo es que plataformas como Facebook están empezando a ocultar el número de seguidores de sus fan pages. Sin lugar a dudas esta decisión es la medida que está tomando para combatir esas compras de seguidores, esos comentarios spam, interacciones por conseguir darte a conocer, esa actividad fraudulenta, al fin y al cabo, porque haciendo esto realmente estamos ganando visitas y haciendo crecer nuestras estadísticas, pero a su vez, estamos provocando que estas plataformas pierdan credibilidad

Entonces, evidentemente, Facebook está protegiéndose, está intentando conservar su verdadera esencia, porque cuando se pierda, realmente perderá toda su utilidad. Pero nosotros, más allá de un zasca por parte de Mark Zuckerberg, debemos verlo como una pista que nos está dando para que redireccionemos nuestras estrategias de marketing.

 

Rescatando la idea ya expuesta anteriormente de que debemos centrarnos en la creación de contenido de calidad y yendo más allá, vamos a hablar de dónde hay que generar este contenido. 

Como imaginaréis, si el lugar que buscamos para este contenido no son las redes, es en nuestra página web. No vamos a decir nada nuevo, simplemente, vamos a retroceder en el tiempo y hacer un pequeño recordatorio de qué papel juega cada componente a la hora de vender nuestro producto. 

Las redes sociales en eran sociales, son sociales. Cada una de las diversas plataformas que hoy forman parte indispensable de nuestras estrategias marketinianas fueron creadas en un principio para que personas individuales compartieran con otras personas individuales. Algunas de ellas se centraban en las amistades, otras de forma más abierta, pero al fin y al cabo, se concibieron para personas -y no empresas-. Entonces, ¿en qué momento degenera en todo lo que está pasando ahora? La respuesta es sencilla: en el momento en que las personas quieren compartir con esos otros individuos con los que están en contacto el contenido de su empresa, de su web, de su blog, equis. En ese instante, nos percatamos de que cuando compartimos, el tráfico web de la empresa, crece. Y desde entonces, empezamos a sacarle partido con una visión empresarial hasta el punto al que hemos llegado, en el cual sin compartir nada queremos atraer a todo el mundo.

 

Dicho así parece un sinsentido, ¿verdad? Lo es. Y todavía hay más.

 

Con los antecedentes que hemos planteado, ahora solamente queda recordarnos que las redes sociales son el altavoz de nuestro trabajo. Nosotros, en nuestro perfil como individuo o empresa compartimos lo que hemos desarrollado en nuestra web, porque el objetivo final no es que lo vean, no es que no sigan. El objetivo final y lo que realmente tiene importancia es que vayan a nuestra página web, se suscriban a nuestra página web y consuman el producto que estamos vendiendo.

No nos estamos dando cuenta de el terrible cambio de roles que hemos hecho. Nuestro website no puede quedar en un plano secundario. Es mucho más importante un suscriptor a la web, o una visita, que veinte seguidores. Quien clicka en la página web de un bar, es porque quiere ir, o lo tiene en mente. Sin duda, quien se suscribe a un blog, está interesado en recibir el newsletter, en las novedades. De verdad van a consumir. Sin embargo, un seguidor lo único que garantiza es que nuestra forma de entretenerle con fotos, vídeos o citas célebres, le gusta. Nada más. 

Evidentemente, a los seguidores se les puede suscitar interés a partir de nuestras publicaciones, ese es el objetivo. Pero por eso hay que tener claro qué es el altavoz de qué.

 

Por otra parte, seamos conscientes únicamente de lo que vemos. En las redes sociales podemos observar, por ejemplo: publicación personal - chiste - NUESTRO PRODUCTO - vídeo - publicación personal - foto viral - ...,  mientras que en nuestra página web encontraremos un espacio concebido y dedicado en exclusiva a nuestro producto o nuestra empresa. Aprovechémoslo. Que esa publicación entre tantas otras sirva como anzuelo al verdadero contenido, sin necesidad de que se convierta en un follower más.

 

Para terminar, nos gustaría señalar que no podemos trabajar para las diferentes plataformas de redes sociales. Son ellas las que se tienen que convertir en nuestras herramientas y trabajar para nosotros. 

Entonces, el verdadero resumen o síntesis de todo esto es que utilizarlas es clave, pero basar toda una estrategia en conseguir seguidores es a parte de un error, un sinsentido. Tengamos en cuenta que las plataformas vienen, se quedan un tiempo y luego desaparecen, mientras aparecen otras nuevas. Estamos constantemente dejando atrás aplicaciones y descargando otras nuevas, pero ¿qué es lo que desde siempre te piden al crear un usuario? Tu dirección e-mail, y lo van a seguir haciendo. Esta es otra de las claves más sintomáticas de que si realmente quieres una comunicación con tu cliente, una cercanía, y -por qué no decirlo así-, un control real de quién está interesado en ti, céntrate más en que quieran suscribirse a tu newsletter para enterarse realmente de las novedades que existen en tu negocio, y dejemos en un segundo plano el insignificante hecho de que presionen el botón de "Seguir".

 

Esperamos que haya sido un artículo útil, y que a pesar de no haber dicho nada muy transgresor, haya hecho pensar o, si estábamos enfocándolo mal, remodelar los planteamientos de marketing que estamos llevando a cabo en nuestro negocio.

 

Please reload

FOLLOW US

Instagram

Facebook

Twitter

© A-Coolture. All rights reserved.